¿Qué es la Diabetes?

Todos hemos oído hablar de la diabetes, pero…sabemos ¿Cuántos tipos de diabetes hay? o ¿A partir de qué concentración de glucosa en sangre se considera diabetes?.

Con este post intentaremos aclarar todas tus dudas y además trataremos otros temas como:

  1. Estilo de vida saludable.
  2. Alimentación.
  3. Ejercicios físicos y…
  4. Embarazo.

Pues bien empecemos…

 

¿Qué es la Diabetes?

La diabetes mellitus, es una enfermedad que se caracteriza por el aumento de la concentración en sangre de los niveles de glucosa.

Su valor normal es de 70 a 100 mg/dl y hablamos de diabetes a concentraciones superiores a 125 mg/dl.

Las personas con  valores entre 100 a 125 mg/dl se consideran prediabéticas.

 

Pero…¿ Por qué aumenta la glucosa en sangre?

La glucosa aumenta en la sangre porque no puede entrar en las células, donde es utilizada como fuente de energía.

Esto puede ser debido a que la insulina, que es la hormona que transporta la glucosa hacia el interior de las células , es producida en cantidades insuficientes para satisfacer las necesidades del organismo o por falta de respuesta de los tejidos a la acción de la insulina, creándose una resistencia.

Para que la insulina pueda hacer bien su trabajo, se tiene que acoplar correctamente a su receptor.

Imaginemos que tenemos una llave, con su cerradura correspondiente para abrir una puerta.

En el caso de la diabetes tipo 2, la cerradura (receptores), están mal construida y entonces la llave (insulina) no puede entrar para abrir la puerta que permita el paso de la glucosa al interior de la célula.

En otros casos no existen suficientes cerraduras (receptores) o llaves (insulina) o combinación de las dos.

 

¿Cuántos tipos de Diabetes hay?

Hay varios tipos de diabetes pero las más conocidas son  tipo 1 o insulino-dependiente y  tipo 2 o no insulino-dependiente .

Ambos tienen síntomas parecidos y en ambos aumenta la concentración de glucosa en sangre, no obstante el tratamiento es diferente.

 

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

Independientemente del tipo que se trate, 1, 2, gestacional u otros… los síntomas son los mismos y además son ocasionados por la alta concentración de glucosa en sangre.

Los más frecuentes son:

  • Orinar mucho ( Poliuria ).
  • Orinar de noche.
  • Mucha sed ( Polidipsia ).
  • Hambre exagerada ( Polifagia ).
  • Pérdida de peso.
  • Visión borrosa.
  • Cansancio.
  • Heridas que no cicatrizan.
  • Infecciones en la piel.
  • Picazón por infecciones de hongos

La velocidad de aparición de los síntomas es diferente dependiendo del tipo que sean.

En la tipo 1 los síntomas aparecen repentinamente en unas semanas o en unos meses después de una infección viral y en la mayoría de las veces es diagnosticada antes de los 20 años, mientras que la tipo 2 es silenciosa, pudiendo estar muchos años sin síntomas, detectándose en la mayoría de los casos en un chequeo rutinario después de los 55 años.

Los factores más importantes relacionados con la diabetes tipo 2 son:

  • Edad
  • Genética
  • Obesidad
  • Nivel de actividad física

Diabetes y Educación:

La educación es quizás el aspecto más descuidado en el tratamiento de la diabetes.

Cuando compramos un dispositivo electrónico, ¿Verdad qué lo primero que hacemos es leer el libro de instrucciones?, pues con la diabetes debería ocurrir lo mismo.

Una vez se nos ha diagnosticado diabetes al principio estamos abrumados con tanta información, pero no hay que preocuparse… la educación de un diabético lleva su tiempo, ¡No se puede aprender todo en un día! pero lo que sí está claro que la educación debe de llevarse a cabo y siempre habrá algo nuevo que aprender.

No hay otra enfermedad que requiera más participación por parte del paciente como la diabetes y al igual que cuando leemos las instrucciones o un manual de uso a la compra de un dispositivo, la diabetes no puede ser menos, así que tanto el enfermo como sus familiares, deben estar bien educados, motivados y entrenados.

Esto significa que todas las personas implicadas deberían:

  • Entender las causas de la diabetes.
  • Reconocer los síntomas tanto de la hiperglucemia como de la hipoglucemia.
  • Qué hacer en caso de hipoglucemia.
  • Cómo medir la presencia de cetonas en la orina.
  • Saber inyectarse insulina, si es necesario.
  • Entender los fundamentos de la nutrición.
  • Entender los beneficios del ejercicio físico.
  • Saber equilibrar la alimentación con el ejercicio y los medicamentos antidiabéticos.
  • Conocer los efectos del alcohol y el tabaco sobre la salud.
  • Saber que se puede hacer toma de contacto con los diferentes  profesionales de la salud como: farmacéuticos, médicos, enfermeros, entrenador físico, podólogo, odontólogo y psicólogo.

El éxito del tratamiento de la diabetes, es sin  lugar a dudas la educación, así como la implicación del paciente y de su entorno en la enfermedad

 


Diabetes y Estilo de vida saludable: Alimentación y Ejercicios físicos

Los tres elementos más importantes que nos ayudaran a normalizar los niveles de glucosa en sangre son:

  • Alimentación: Comer alimentos saludables.
  • Hacer ejercicios físicos de manera regular.
  • Tomar medicamentos para el control de la diabetes si fuese necesario.

Alimentación del Diabético:

La alimentación de un diabético no tiene por que ser ni restringida ni mucho menos aburrida.

Hoy en día recomendamos un plan alimenticio saludable y equilibrado, no muy diferente al que recomendaríamos para una persona que no fuera diabética pero que sí estuviese preocupada por su salud.

Los alimentos que incorporemos al plan alimenticio deben ayudarnos a controlar los niveles de azúcar en sangre y además nos deberá aportar todos los nutrientes que necesitemos para mantenernos saludables.

La dieta de un diabético debe incluir una variedad de alimentos nutritivos donde se incluyan:

  • Frutas: Comer  frutas naturales enteras, pues tienen más fibra y llenan más que los jugos de frutas.
  • Verduras: Ricos en fibras, disminuyen el colesterol, retrasa la velocidad de la absorción de la glucosa, estimula los movimientos intestinales, ayudando a prevenir el estreñimiento.
  • Cereales integrales: Los alimentos integrales disminuyen el colesterol y la velocidad de absorción de la glucosa en los intestinos, por lo que la elevación de la glucosa en sangre después de las comidas es menor.
  • Legumbres.
  • Leche: Debe ser baja en grasa. El mismo criterio debe ser aplicado a todos los productos lácteos como el queso, el yogurt y los helados.
  • Carnes: Deben cocinarse al horno, parrilla, plancha o al vapor, nunca fritos.
  • Aves: Se deben cocinar igual que las carnes.
  • Pescado: Se debe cocinar igual que las carnes.

Se deberá limitar el consumo de carnes rojas, grasas, dulces y bebidas alcohólicas.

Al mismo tiempo se deberán controlar el tamaño de las comidas para mantener un peso adecuado y evitar los alimentos procesados.

Ejercicios físicos:

El ejercicio físico es una de las actividades más placenteras y saludables que hay. El tratamiento estaría incompleto si no se incluye un programa de ejercicios.

Antes de empezar, deberías preguntar a tu médico para que te diseñe un programa de ejercicios acorde a los requerimientos de insulina o medicamentos orales, ya que un exceso de deporte puede producir episodios de hipoglucemias.

Al menos, se debería hacer un examen físico pormenorizado, en busca de complicaciones crónicas del corazón y la circulación, los ojos, los riñones y el tejido nervioso.

 Beneficios del ejercicio:

Además de mejorar el control de la diabetes, la práctica de ejercicio tiene múltiples beneficios como:

  • Baja el colesterol y los triglicéridos.
  • Sube el HDL (colesterol bueno).
  • Ayuda a controlar la presión arterial.
  • Fortalece el corazón y los pulmones.
  • Mejora la circulación.
  • Disminuye las enfermedades cardiovasculares.
  • Fortalece los músculos y lo ayuda con las actividades diarias.
  • Quema calorías y ayuda a bajar de peso.
  • Mejora el estado de ánimo y la apariencia física.
  • Ayuda a prevenir la osteosporis.

El ejercicio físico mejora el estado general de salud y puede prevenir de complicaciones que se podrían presentar más adelante

Calzado y vestimenta en la práctica del deporte:

Para hacer ejercicio físico, la inversión más importantes está en un buen calzado. Debe sentirse cómodo desde el primer momento, así que el diseño debe ser diferente dependiendo de la actividad física que se vaya a realizar.

La elección de la ropa también es importante. Debe ser ropa liviana de fibras naturales como el algodón, que permite la transpiración y absorben mejor la humedad.

Esto es importante sobretodo en la elección de los calcetines, ya que es frecuente en este tipo de enfermedad que aparezca el pie diabético.

Pero…¿Qué es el pie diabético?

La diabetes puede dañar los nervios de los pies, por lo que estos pierden sensibilidad, siendo posible que no sientan una cortadura o una ampolla.

Estas lesiones a su vez pueden causar infecciones o ulceraciones que en el caso de un diabético tardan mucho tiempo en curar. En casos extremos se puede llegar a la amputación..

Para evitar el pie diabético es necesario una buena higiene de los pies. Esto consiste en:

  • Revisar diariamente los pies.
  • Lavarlos todos los días.
  • Mantener la piel bien humectada y suave. Existen tratamiento cosméticos que ayudan a la prevención del pie diabético como UREADIN PODOS DB crema reparadora 100 ml.
  • Córtese las uñas regularmente.
  • Protege tus pies del frío y del calor.

Diabetes y Embarazo

Durante esta etapa tan maravillosa, la diabetes se puede presentar de dos formas:

  1. Diabetes del embarazo: que empieza durante el embarazo y desaparece después del parto. La causa de la aparición de esta enfermedad se debe principalmente a la producción de hormonas por la placenta, como estrógeno, progesterona, cortisol entre otras, que interfieren con la acción de la insulina.
  2. Diabéticas embarazadas: En el que las mujeres ya diagnosticadas como diabéticas se quedan embarazadas.

En ambos casos hay situaciones comunes como la propensión a las hiperglucemias.

Tener hiperglucemias frecuentes durante el embarazo predispone a varias complicaciones tanto para la madre como para el bebé. Entre otras tenemos:

  1. Abortos.
  2. Malformaciones congénitas.
  3. Macrosomías.
  4. Muerte fetal.
  5. Polihidramnios.
  6. Problemas respiratorios e hipoglucemias del recién nacido.

También preeclampsia, cetoacidosis, cesáreas, infecciones de riñones, hipertensión aguda y empeoramiento de las complicaciones crónicas existentes, como retinopatía e insuficiencia renal.

La buena noticia es que estas complicaciones se pueden mantener al mínimo con un buen control metabólico así que si eres diabética y estas planificando tu embarazo debes empezar desde ya con un estilo de vida saludable y mantener este control durante el embarazo, parto y lactancia.

 

Somos tu farmacia certificada en calidad ISO 9001:2015 y ahora, online en Canarias.

Ponte en contacto con nosotros.

Post by Blesa Farmacia